viernes, 16 de diciembre de 2016

¿dónde te has ido vida?

Hay veces que es difícil encontrarse. Encontré esta mañana el par de calcetines, e incluso las llaves. Pero yo, yo no me encuentro. Me busco en el amor, en el trabajo, en los amigos e incluso en el silencio. Y no me encuentro. No sé qué ha pasado conmigo y en dónde me dejé. Tengo sueño cuando he dormido y a la hora de dormir no tengo sueño. Sin embargo tanto despierta como dormida, ya no sueño. Me limito a protegerme, a temer lo peor y hacerme a la idea. Ya no sueño. La idea de mi yo niña se me antoja una fantasía. La calamidad de la esperanza. Me proyecto en los objetos porque en los sujetos no me encuentro. 

1 comentario:

José María Máiz Togores dijo...

Por favor, sigue en castellano. No lo abandones nunca. No puedes arrinconarlo ahora. Has construido "un maravilloso monstruo" que habita en mi memoria desde hace... No puedes... No puedes... Bueno, sí puedes... Gracias de todos modos.
www.elblogdejosémaríamáiztogores.blogspot.com.